martes, 12 de julio de 2011

FRACTURA DE TIBIA

 Llevamos algunas semanas sin ver fracuras estandard, la mas habituales, y las que es necesario hacer con cierta asiduidad para no perder la habilidad en  manos.
 Un ligero recuerdo a base de imagenes intraoperatorias de una fractura de tibia en un cachorro de unos 9 meses atropellado.

Como casi siempre, en estos casos, prefiero una fijacion interna rigida que, aunque mas invasiva y traumatica, acorta el tiempo de recuperacion y de funcionalidad sin necesidad de reintervencion.
 un solo detalle, al ser un animal en crecimiento, es necesario evitar lesionar la linea de crecimiento para no alterar el mismo, por lo que los impantes no deben sobrepasar esta zona



Algo que no hemos comentado nunca es que en la monitorizacion anestesica, evitamos colocar las pinzas del ekg en las extremidades, usando un electro intraesofagico que nos da una buena opcion para evitar cableado durante el manejo de las extremidades
video
Luis Perez
GPCert SAS (General Practitioner Certificate Small Animal Surgery)
C.V. TARTESSOS
S.A.T.C.O.V. Servicio Ambulatorio de Traumatologia Cirugia y Ortopedia Veterinarias
Virgen del loreto, 11. 41950 Castilleja de la cuesta - SEVILLA - ESPAÑA
Tlf.: +34 954 162 152
mail: satcov@gmail.com

2 comentarios:

Juan de Dios Peña dijo...

Hola Luis! Enhorabuena una vez mas por la magnifica resolucion de la fractura. Solo queria preguntarte si has utilizado alguna vez las placas bloqueadas con tornillos autorroscantes. He asistido recientemente a unos cursos en Alicante y Murcia sobre su utilizacion y exceptuando el precio de los tornillos todo me han parecido ventajas. Creo que en unos años seran de uso habitual en traumatologia veterinaria. Q opinas?

LUIS PEREZ dijo...

Buenas tardes Juan de Dios. En alguna ocasion lo he usado, y estoy completamente de acuerdo contigo. Cuando los sres de Syntes bajen a la tierra y vean que no podemos multiplicar por 5 el coste de los implantes, será un sistema de uso rutinario. personalmente me parece que no podemos en el campo de la veterinaria permitirnos el "lujo" de usar unos implantes tan desorbitadamente caros (por muy buenos que sean)